BUEN VIVIR

BUEN VIVIR

Valora este artículo
(0 votos)
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM 07.03.2017
 
Consumir aceite de palma una ‘muy mala idea’
 
Este producto se utiliza en la elaboración de una gran cantidad de productos de la industria alimenticia y, al ser rico en grasas saturadas, está "lejos de ser una alternativa idónea desde el punto de vista del equilibrio nutricional", en comparación con otros como el de girasol o el de oliva.
Valora este artículo
(0 votos)
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM       FECHA DE PUBLICACIÓN: 12/01/2017
 
 
El azúcar reduce la esperanza de vida 
 
 
El estudio, publicado este martes en 'Cell Reports', revela que se inhibe la acción de un gen llamado FOXO en las moscas que reciben una dieta alta en azúcar en los primeros años de vida, causando efectos a largo plazo. El gen FOXO es importante para la longevidad en una amplia variedad de especies, como levaduras, moscas, gusanos y humanos, por lo que el equipo dice que los hallazgos pueden tener amplias implicaciones. 
Valora este artículo
(0 votos)
Tomado de www.elpais.es  2 DIC 2016 
 
 
“¿Y si el lunes no vuelvo a la oficina?”: cuándo mejorará su vida y cuándo es una temeridad
 
 
Cambiar de vida es una decisión que no puede tomarse a la ligera. Expertos le ayudan a saber si es el momento ideal
Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en www.elpais.es - 2 DIC 2016
 
Por: CARLOS LAORDEN
 
¿Qué estamos comiendo?
 
La falta de información y la publicidad contribuyen a una alimentación poco saludable
Valora este artículo
(0 votos)
(Tomado de ElPais.es)
Coca-Cola y Pepsi gastan millones para lavar la imagen de las bebidas azucaradas
Un estudio publica la lista de asociaciones científicas, médicas, universidades y agencias del Gobierno que aceptan dinero de los gigantes de los refrescos en EE UU
Escrito por : NUÑO DOMÍNGUEZ

Publicado el miércoles, 28 octubre, 2015 por diariodicen.es

“La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados.” Es una de las frases más conocidas de Gandhi. Ahora, cada vez son más los que ven en la industria de la carne, el pescado y los productos lácteos la ausencia del progreso moral al que se refería el abogado más conocido del mundo. 

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), el órgano de la Organización Mundial de la Salud (OMS) especializado en el cáncer, ha evaluado la carcinogenicidad del consumo de carne roja y de carne procesada.

Valora este artículo
(0 votos)

El 11 de julio inició un proceso innovador con perspectiva ecológica que articula la posibilidad de una movilidad urbana amigable con el redescubrimiento de la naturaleza inmersa en la urbe.

Valora este artículo
(0 votos)

La bicicleta no sólo se ha convertido como un medio alternativo de transporte para los bogotanos, sino una herramienta pedagógica  eficaz para el  aprendizaje  de los valores ambientales que se encuentran en áreas protegidas como los Humedales de la ciudad. La implementación de nuevas estrategias de educación ambiental permitirán establecer mejores relaciones entre los seres humanos y la naturaleza.

 

Esta iniciativa ecopedagógica permite identificar y proponer alternativas de solución frente a los diversos conflictos ambientales que amenazan nuestros recursos naturales. Fomentar la solidaridad y la resignificación social del territorio son elementos importantes que se destacaran en el transcurso del Diplomado. En estos tiempos de turbulencias climáticas es una excelente actividad para contribuir en la defensa, protección y recuperación de nuestro patrimonio natural.

 

Por una #BogotaMásVerde participa, aprende y  comparte una experiencia que transforma la ciudad. 

Lunes, 17 Noviembre 2014 19:00

50 años de guerra al Buen Vivir

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La paz con la naturaleza conlleva el tránsito hacia el “Buen Vivir” en los territorios en conflicto

Al mismo tiempo que Colombia está buscando el camino hacia la paz en la Mesa de Conversaciones de La Habana, el mundo debate sobre cómo garantizar la sostenibilidad ambiental del planeta hacia el futuro.


Hoy en nuestro país, en el marco de las actuales conversaciones de paz, nos encontramos ante la necesidad de adelantar un amplio debate sobre el impacto ecológico/ambiental de la guerra y la victimización de la naturaleza.

Se hace impostergable replantear el modelo de desarrollo extractivista y agroindustrial que predomina en el territorio nacional, reduciendo la naturaleza a simple proveedora de recursos, subordinada siempre a la acción humana, poniendo en riesgo la vida de los ecosistemas y las comunidades. Bajo este modelo germinó todo el oscuro periodo de nuestra historia conocido como La Violencia, que se mantiene hasta nuestros días y que el país busca terminar.

Paralelamente, la discusión de los últimos años a nivel mundial ha girado en torno a la construcción de la agenda post 2015, haciendo el balance de los Objetivos del Milenio, que deberá orientar nuevos objetivos hacia el logro de la sostenibilidad ambiental de las ciudades. Más de la mitad de la población mundial vive en ellas y Colombia no ha sido la excepción. El 75% de su población es urbana. Informes recientes indican que alrededor de 100 municipios de nuestro país están gravemente afectados por el conflicto armado, lo cual además de causar violaciones a los derechos humanos conlleva una afectación ambiental sin precedentes sobre sus territorios. El conflicto armado y el conflicto ambiental se entrecruzan en los centros urbanos.

Por todo lo anterior, el nuevo desafío es lograr la mitigación del cambio climático, asumir el consumo consciente de bienes y servicios, adelantar la gestión sostenible de los residuos urbanos, promover el uso eficiente de la energía, avanzar hacia la movilidad limpia, alcanzar un adecuado metabolismo hídrico y garantizar la soberanía alimentaria. Estos serán eslabones fundamentales en la conquista de la paz.

Este es un momento crucial para el país, en el que debe confluir eficazmente la agenda global por superar la incertidumbre ambiental con el propósito nacional de alcanzar la paz por la vía de la negociación y la concertación.

En el escenario de incertidumbre ecológica es necesario encontrar caminos distintos a la inercia depredadora del “desarrollo” tutelado. Los movimientos sociales campesinos e indígenas de América Latina vienen enseñándonos y mostrándonos el camino del “Vivir Bien” o el “Buen Vivir”, que privilegia el respeto y el reconocimiento de todas las formas de vida presentes en la naturaleza, de la que hacemos parte.  El “Buen Vivir” está presente en aquellos pueblos que apuestan por la cultura de la vida.

Así pues, la Alianza Verde debe construir propuestas políticas concretas que permitan materializar la paz con la naturaleza en todo el territorio nacional. Consideramos entonces que nuestro partido debe procurar la construcción de una agenda básica que incluya las siguientes premisas:

  1. Promover un ordenamiento del territorio que reconozca los derechos de la naturaleza, que respete todas las formas de vida en los ecosistemas de los que hacemos parte, y se enfrente al modelo de desarrollo tutelado.
  2. Impulsar el cambio cultural necesario para repensar el paradigma consumista y para transformar nuestra relación con la naturaleza.
  3. Transformar nuestra relación con los residuos sólidos urbanos (conocidos como basura) para encaminar los esfuerzos hacia el cierre definitivo de los rellenos sanitarios y promover la cultura del reciclaje, la reutilización y la gestión sostenible.
  4. Procurar la implementación de fuentes de energía renovable, y la supresión del uso de energía basada en combustibles fósiles, en los municipios más golpeados por el conflicto armado y en las grandes ciudades.
  5. Propugnar por la adopción de la movilidad limpia y no motorizada, que promueva la intermodalidad, que incremente la calidad de vida y disminuya las emisiones.

Una agenda que tenga en cuenta las anteriores premisas deberá ser garantizada por un marco jurídico de carácter transicional que reconozca los derechos de las poblaciones y los derechos de la naturaleza, construida de la mano de las comunidades, incluyendo a los actores armados y promovida desde el Estado.